Poesía y literatura colombiana.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ENTREVISTA A RAMIRO PADILLA GUERRERO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lila Manrique
Directora
Directora


Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 07/05/2012

MensajeTema: ENTREVISTA A RAMIRO PADILLA GUERRERO   Sáb Mayo 19, 2012 11:01 am

Por Lila Manrique


Entrevistar a nuestro querido Analista Literario, RAMIRO PADILLA GUERRERO, es un verdadero honor para mi. Se trata de una persona muy talentosa, en el ámbito literario, a la cual admiro y respeto mucho. Por eso hoy, con gusto presento ante uds la primicia de esta entrevista.

Muchas gracias Ramiro, por acceder a ello.

- Primero que todo, podrías hablarnos un poco de tu vida, tus gustos, tu edad, y de todo aquello que no te incomode decir, en esta entrevista.


-Gracias, querida amiga Lila, por considerar a este sencillo hacedor de versos como merecedor de una importante entrevista. Responderé con sinceridad a todo lo que deseas saber de mí, no me incomodará nada de lo que desees preguntarme.

Mi vida ha sido tan común y corriente como ha sido todo lo que he escrito. Desde niño me gustó la declamación, la música instrumental, la vida social, el intercambio de ideas con personas mayores, intelectuales. Mi primera afición fue la solución de jeroglíficos, crucigramas y todo pasatiempo que desarrollara el pensamiento lógico y la inteligencia asociativa y deductiva, y que nos exigiera usar nuestras facultades mentales en un grado máximo. Después de esa afición, mi principal hobby ha sido la poesía, cuya construcción es para mí un reto y un extraordinario pasatiempo.Llegué a este mundo en 1950, en el municipio de San Estanislao, cerca de Cartagena de Indias, lugar en donde he vivido casi toda mi vida. Hice mis estudios primarios en mi pueblo natal, la secundaria en la Normal Superior de Varones de Corozal, y mis estudios universitarios en la Universidad Libre de Colombia. Me he consagrado a la docencia por más de cinco lustros, con poco tiempo para dedicarme a mis pasatiempos favoritos. Lo que quiere decir que llevo muchos años a cuestas aunque quienes me conocen dicen que no represento mi verdadera edad. Deseo una vejez que muestre siempre la juventud de mi alma y mis pensamientos positivos.

- Cada vez que hay un hecho significativo en nuestras vidas, lo tenemos presente. ¿Recuerdas en que momento, comenzaste a escribir poesía?

-A la edad de 12 años, cuando en Corozal, ciudad donde hice mis estudios secundarios se celebraba el concurso “Reina de la Caridad”, escribí un acróstico en honor a una de las candidatas. A mi profesor de Literatura le gustó el poema y se lo envió. Para mí eso fue un hecho significativo y, como dices, lo tengo presente como recuerdo de mi niñez. Aún lo recuerdo:



Graciela, la más hermosa

Reina de la Caridad

Así, elegante y virtuosa

Como divina beldad.

Impera en ti, soberana,

En el placer de tu risa

La bondad de la mañana:

¡A elegirte nos precisa!



¿Siempre escribiste Clásica, o iniciaste con los versos libres?


La mayoría de mis tentativas poéticas son en versos libres. Unas pocas son en poesía clásica. También he escrito “pretensiones de poesía” en español con su correspondiente traducción al inglés. Casi todas ellas dedicados a la paz de Colombia y a la paz del mundo.

Oliverio Girondo, dice: “La poesía siempre es lo otro, aquello que todos ignoran hasta que lo descubre un verdadero poeta”. Para ti, ¿qué es la poesía?

Estoy en gran parte de acuerdo con lo dicho por Oliverio Girondo, grandioso poeta argentino que cultivó el “ultraísmo”, primera vanguardia que se desarrolló en su país natal. La poesía sería letra muerta si no tuviera lectores que le dieran vida a los versos y que consideraran que quien los escribió es un poeta.

Para la mí la poesía consiste en el arte de transformar los acontecimientos espontáneos que conmueven nuestro espíritu en versos que puedan conmover el espíritu del lector. Por tal motivo, siempre he sostenido que la poesía clásica no se trata solamente de escribir versos perfectos en su métrica, rimas y acentos rítmicos. Si sólo se tratara de eso, sería como un objeto inanimado muy bien tallado pero sin espíritu, que adolece del ímpetu necesario para que se percibiera la esencia de la belleza que principia con la satisfacción de los sentidos, que se convierte luego en un deleite espiritual que puede llegar al éxtasis, al pináculo placentero de la racionalidad humana. Y esto se consigue cuando el poeta le infunde a su creación todo su talento, parte de su propia alma, de sus más caros y bellos sentimientos.

-Para escribir buena poesía, e involucrarnos en un texto lírico, agradable y no cotidiano, se debe leer mucho. ¿Te parece que esa apreciación sea correcta?

Creo que en general para ser un buen escritor hay que leer mucho, especialmente las obras que han sido catalogadas como clásicas o que por los menos, hayan sido escritas por literatos cuyas obras hayan sabido llegar al corazón de sus lectores.

En cuanto a “buena poesía” no sabría que decir porque un estilo poético puede ser considerado “bueno” para algunos poetas y rechazado por otros. Todo depende del momento en que se esté viviendo, del género que haya logrado cautivar a la mayoría de los lectores. De otra manera no se explica como han ido cambiando los gustos literarios a través de la historia y como ha habido preferencias y rechazos a diferentes movimientos que han surgido en la misma época.

¿En qué estado emocional, te fluyen mejor los versos?

Cuando poseo un estado de bienestar espiritual y físico, cual compañía ineludible que me permite hacer el mejor uso de mis facultades mentales.

Tu licenciatura en Filología y Lenguas, ¿ha sido la base esencial, para tu inclinación poética, o es algo que nace espontáneo?


Como te dije, escribo como pasatiempo que me permite mantener mi mente joven. Mi Licenciatura en Filología e Idiomas fue algo posterior a mis intenciones de hacer poesía. Ésta nació en los primeros años de mi adolescencia. En esa época, recorrían nuestro país grandes declamadores. Lo hacían tan bien que despertaron en mí la afición por declamar. Creo que no lo hacía mal porque siempre me incluían en los programas literarios del colegio o de la universidad en donde estudiaba y más tarde, en actividades para reunir fondos para obras sociales. Aunque sabía que jamás sería capaz de escribir algo semejante a la poesía que declamaba, de vez en cuando se me daba por escribir uno que otro poema que pudiera declamarse. En la actualidad hay pocos declamadores, ahora se acostumbra a que el autor lea sus versos.

La extensa biblioteca de mi padre me sirvió de gran ayuda para encontrar poesía que se prestara para la declamación. Lo que más me interesaba era que fueran poemas que despertaran el goce de la emoción estética tanto del declamador como del auditorio. Entre ellos mencionaré los primeros que lleguen a mi memoria: “Nocturno” del poeta colombiano José Asunción Silva: “Éramos tres los caballeros” del poeta colombiano Alberto Ángel Montoya, “enamorado de la bohemia, del amor y de la mujer en niveles de suma elegancia”, mereció el calificativo de Maestro de la poesía galante; “La Nacencia” de Luis Chamizo, escritor español modelo perfecto de la literatura regionalista; “Quereme Chinita” de Daniel Bayona Posada, poeta colombiano espontáneo, que ennobleció el lenguaje del pueblo con gracia y hondo sentido humano; “Los Camellos”, uno de los más grandes poemas en versos alejandrinos, del poeta colombiano Guillermo Valencia, nombre fundamental de la generación modernista. De Rubén Darío declamé “Sonatina” y “Los motivos del Lobo”. También estuvieron en mi repertorio varios poemas del poeta español José María Gabriel y Galán cuya obra poética se aparta del modernismo y cultiva la tradición en poemas costumbristas. Fueron éstos: “El embargo”, “El Cristu benditu”, “El desahuciado”, El Cristo de Velásquez. Siguen muchos más pero dejo esta lista hasta aquí, para no cansarte ni cansar a quienes lean esta entrevista.

He leído tus libros de poemas, y me llama mucho la atención LA POESÍA CLÁSICA VIVE; donde los cultores de la Nueva Poesía se autodenominan “Obreros de la Poesía Neo-Clásica”. ¿Podrías hablarnos un poco, sobre esta innovación clásica literaria?

Puedo decir con propiedad que cuando descubrí en Internet y en otros medios de comunicación que se estaba gestando un diferente movimiento literario dirigido hacia la creación de un nuevo formalismo clásico, me entusiasmé tanto que comencé de inmediato a escribir poemas siguiendo las normas de los creadores de la Nueva Poesía. Creo que es la etapa de mi vida en que más poemas he escrito en poco tiempo. Ha sido una época de entusiasmo porque comprendí que la Poesía Clásica, que ya no tenía el auge que tuvo hasta el siglo diecinueve, estaba tomando un incomparable aire de renovación.

Considero al creador de un nuevo estilo clásico como un ingeniero-poeta que diseña una estructura, dándole otro cariz a un formato clásico existente. Esa nueva estructura que no ha sido concebida antes y, de acuerdo a la aceptación que reciba, será cultivada por los “obreros de la poesía”, poetas que siguen estrictamente las pautas trazadas por los “ingenieros”. Hemos visto como muchas creaciones de la Nueva Poesía se han esparcido velozmente por internet y otros medios mientras otras han sido laboradas solamente por su creador. De todos modos, gracias a la Nueva Poesía, la poesía clásica vive como en la época de su mayor esplendor.

¿Los cultores de la Nueva Poesía, han sido bien recibidos por los puristas clásicos, o por el contrario, les cuesta reconocerla?

En la Nueva Poesía el verso sigue siendo clásico, lo que cambian son las estrofas, la manera de combinar sus versos o de armonizar dos o más subgéneros, o de cambiar las estructuras de los subgéneros clásicos. No veo el por qué los poetas puristas puedan rechazar la nueva poesía si ésta se ciñe a los cánones que identificaron al verso laboriosamente trabajado de la poesía clásica. Una prueba de ello es que la Musa, creada en el año de 2011 por el poeta español José Luis Muñoz, y entonces perteneciente al nuevo formalismo, es en la actualidad un precioso subgénero de la poesía clásica.

Tú poesía es versátil, sensible, artística, y en especial le escribes a la mujer. ¿Qué me puedes decir, sobre tu poesía?

En tu pregunta has incluido la respuesta, muy personal, muchas gracias. Ojalá todos los lectores fueran tan gentiles y apreciaran en igual forma mis intenciones de hacer poesía. De todos modos, deseo que sean los lectores quienes juzguen mis trabajos. Como puedes colegir en mis respuestas, no me siento poeta, solamente un entusiasta que intenta hacer versos como un pasatiempo indispensable para mantenerse joven mentalmente. Y escribirle a la mujer no es otra cosa que aceptar que ella es la mejor compañía que nos ha ofrecido el Creador y por lo tanto, la mejor musa de nuestra inspiración.

La ISOPEYA, es una creación tuya, de La Nueva Poesía. Por favor, háblanos un poco sobre ella.

Con mucho gusto. Estoy contento por la gran acogida que ha tenido la Isopeya por excelentes poetas españoles y latinoamericanos. Gracias a ellos, he publicado una antología en la cual todos los que participamos somos coautores del libro aludido. Aquí está todo lo necesario para comprenderla mejor:

Métrica: La Isopeya se compone básicamente de nueve versos isométricos. Puede construirse también con 11 o 13 versos de arte menor o de arte mayor.

Rima: Ha de ser consonante y dispuesta en imagen especular teniendo como eje de simetría el quinto verso, si la Isopeya es de 9 versos. Si la isopeya es de 11 o 13 versos el eje de simetría será el 6º o 7º verso, respectivamente. Admite sólo 2 o 3 rimas, al arbitrio del poeta. Al construirla no debe quedar suelto ninguno de los versos, ni deben encontrarse tres versos seguidos con la misma rima, ni debe haber una distancia mayor de tres versos entre las rimas.

La llamo Isopeya porque sus versos son de idéntica medida (“iso”, prefijo que significa igual), y porque he tomado de la Liropeya, una nueva estructura de Luis Estoico, en donde también emplea la imagen especular de las rimas en una de sus características.

Como dije, la Isopeya puede ser construida en versos de 9, 11 y 13 sílabas. El verso central debe ser el eje de simetría de la imagen especular. En ésta, las rimas de los versos, tanto en los de arte mayor como en los de arte menor podrían quedar así:

abba b abba, abc a c acba, abcb a bcba, abaa b aaba, abab a baba, abcab c bacba, abaaba b abaaba, etc. (El eje de simetría de las rimas está en el centro de la estructura de éstas, separado.).

El poeta puede escribir la Isopeya en una sola estrofa o dividirla en varias, como le plazca.

¿De los poetas que conoces, consagrados, a quien admiras o lo tienes como referente poético?

No tengo poetas como modelos o referentes poéticos. Primero admiré las obras poéticas que me motivaron para declamarlas sin preocuparme quien era el autor. Lógicamente, al admirar las obras, implícitamente estaba admirando a sus autores aunque no a toda su obra. Y son ellos precisamente los autores consagrados que admiro, cuyos nombres en su mayoría mencioné cuando me preguntaste sobre las bases de mis inclinaciones poéticas.

¿Para escribir, cual es el motivo de tu inspiración?

Puede ser una situación concreta que me haya impresionado pero la mayoría de mis poemas son situaciones creadas por mi imaginación. En lo referente a la Nueva Poesía ha sido el aceptar el reto que me imponen seguir las normas exigidas por los creadores de los poemas que pertenecen al nuevo formalismo.

Son varios los libros que has escrito. ¿Cuál de ellos te dio más gusto escribir? ¿Con cuál te sentiste más cómodo, y pleno?

“La poesía Clásica Vive” porque con ese ensayo me agregué a un movimiento que se estaba gestando y que estaba probando que el nuevo formalismo podría en un futuro no lejano llegar a ser vanguardia y ofrecerle a las nuevas generaciones una nueva poesía clásica, pues la gran mayoría de los poetas pensaba que la poesía clásica había pasado a ser algo anticuado y en desuso.

También le debo a ese libro la necesidad que tuve de re-aprender lo referente a las normas de la poesía clásica. Es esa una de las razones por la cual me gusta compartir e intercambiar mis limitados conocimientos sobre la poesía clásica con mis compañeros poetas.

Ramiro, te agradezco esta entrevista exclusiva para nuestra Revista cultural Rimando,

para mi es un honor tener la primicia. Saber un poco más de ti, es maravilloso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://coliterariacolombia.foro-colombia.net
 
ENTREVISTA A RAMIRO PADILLA GUERRERO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Entrevista con el vampiro
» Güemes el Gaucho Guerrero
» Entrevista: Cute Dark
» Entrevista a Antonio Roma Valdes
» ENTREVISTA A JOAQUIN SABINA EN "PÁGINA 2"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
COLOMBIA LITERARIA :: POESÍA y ESCRITOS DE RAMIRO PADILLA GUERRERO :: LIBROS Y POEMARIOS-
Cambiar a: